Historia

En este contexto de la inclusión educativa, las Escuelas de Segunda Oportunidad, surgen como una iniciativa de claro fondo inclusivo desde los Ayuntamientos de algunos municipios. El concepto de “Escuela de Segunda Oportunidad” nace en el Libro Blanco de la Comisión Europea sobre la Educación y la Formación “Enseñar y aprender: hacia la sociedad del conocimiento”, en el que se hace un análisis de la situación de los principales núcleos urbanos europeos y se llega a la conclusión de que cada vez más hay un importante riesgo de exclusión social sobre los que hay que intervenir, proponiendo para ello el modelo de Escuela de Segunda Oportunidad. Concepto que no surge de manera casual sino que es extraído del Informe DELORS (UNESCO) elaborado con la finalidad de determinar la situación de los jóvenes en vulnerabilidad social de los grandes núcleos urbanos. Como resultado de esta investigación son “detectados” grandes colectivos que sufren exclusión social en toda Europa. Fueron diversas razones las que determinaron la necesidad de una actuación y una propuesta que sería “la Escuela de Segunda Oportunidad”. Con tres pilares fundamentales:

  • Utilización de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC).
  • Aprendizaje de idiomas.
  • Adaptabilidad de programas y capacidades individuales.

La denominación de Escuelas de Segunda Oportunidad viene propuesta por la Comisión Europea en 1995. Se observa que en todos los países y en las distintas ciudades europeas, muchas de ellas en situación de reconversión por la caída de los principales sectores productivos, existen bolsas de jóvenes que no alcanzan los niveles mínimos exigidos de cualificación, por su abandono de los principales sistemas formativos, a lo que se añaden condiciones más precarias por su procedencia de contextos especialmente vulnerables. Con el fin de introducir nuevas medidas adaptadas a los perfiles de estos jóvenes se inicia una experiencia piloto que se pone en marcha en trece ciudades de distintos países europeos. Los objetivos comunes a los distintos proyectos son:

  • Ofrecer un marco educativo que permita la no repetición de antiguas fórmulas que han impedido la adaptación de estos/as jóvenes al mismo, mediante la puesta en marcha de medidas pedagógicas innovadoras.
  • Preparar a estos/as jóvenes para la vida laboral, mediante experiencias motivadoras y reales en el proceso de aprendizaje.
  • Buscar fórmulas atractivas para los/las jóvenes con dificultades de adaptación ofreciéndoles modelos alternativos.

Tras la evaluación positiva, desde la Comisión Europea, de este tipo de experiencias, se decide mantener el apoyo a este proyecto. En 1999 se crea la Asociación Europea de Ciudades de Escuelas de Segunda Oportunidad con la participación de varias de las ciudades integradas en el proyecto piloto.
El proyecto Suman2+ forma parte de esta red desde nuestros inicios, a finales de 2015.